La chinchilla doméstica

Chinchillas silvestres | Colabora con nosotros | El libro de las chinchillas
Clasificación taxonómica | Chinchilla lanigera | Chinchilla brevicaudata
Generalidades | Musculo-esqueleto | Organos internos | Organos de los sentidos
Datos biológicos generales | Hematología | Urología | Nutrición | Determinación de la edad
Medicina interna | Enfermedades infecciosas | Dermatología | Oftalmología | Odontología | Traumatología | Toxicología | Oncología | Etología | Zoonosis
Radiología | Ecografía abdominal | Ecocardiografía | Laboratorial
Procedimientos quirúrgicos | Fluidoterapia | Antibacterianos | Antifúngicos | Antiparasitarios | Analgésicos | Anestésicos y sedantes | Otros
CITES | Legislación europea | Legislación nacional | Legislación autonómica | Legislación local
Anatomía | Fisiología | Patología | Genética | Nutrición
Libros | Capítulos específicos en libros | Referencias en libros | Artículos específicos en revistas | Referencias en revistas | Tesis doctorales
Patología | Cirugía | Reproducción y Obstetricia | Etología | Diagnóstico por imagen

Preguntas frecuentes sobre la chinchilla doméstica

Este apartado está redactado respondiendo a las preguntas que propusieron los miembros de La Comunidad de chinchillas, uno de los primeros foros de propietarios de chinchillas existentes en Internet, hoy ya desaparecido. La ventaja de que sean los propietarios de chinchillas los que formulen las preguntas es que éstas se refieren a las inquietudes reales que le surgen a cualquier persona cuando se enfrenta a la decisión de comprar una chinchilla.

Preguntas sobre la compra

  1. ¿Cuánto cuesta una chinchilla? Depende del color. En los comercios las chinchillas grises suelen costar alrededor de 60€. Las chinchillas de color son más caras y las variedades más habituales pueden costar en torno a los 150€, aunque su coste dependerá de lo frecuente que sea la variedad de color en concreto. Los criadores suelen tener precios más bajos. Hay criadores de chinchillas domésticas a gran escala que tienen unos precios realmente atractivos. No obstante, hay que tener en cuenta que al precio de la chinchilla habrá que sumar los gastos de transporte si no se adquiere directamente en el criadero.

  2. ¿Qué edad es la más aconsejable para comprar una chinchilla? ¿Es mejor comprarla en una tienda o a un criador? Debemos comprar la chinchilla más joven que podamos. Pero existe una edad mínima que deben tener para evitar problemas. Se recomienda que la chinchilla esté destetada. Esto quiere decir que tenga entre 2 y 3 meses de vida. En realidad, las chinchillas son animales que nacen muy desarrollados y que comienzan a comer sólidos a los pocos días del nacimiento. Esto hace que el destete sea progresivo casi desde el momento en que nacen. Por esta razón, un comprador con conocimientos puede adquirir una chinchilla procedente de un criador responsable a edades más tempranas que las dichas anteriormente. Una chinchilla bien alimentada y sociabilizada puede ser comprada sin riesgo a una edad tan temprana como son las 6 semanas de vida. Esta afirmación no será cierta si la adquisición se hace en una tienda de animales, ya que son lugares demasiado estresantes y con unas condiciones sanitarias generalmente insuficientes para las necesidades de una chinchilla tan joven. La compra directa al criador es mucho más segura en este aspecto.

  3. ¿Que debo tener en cuenta al comprar una chinchilla en una tienda? Hay que observar la jaula donde esté expuesta. Se deben ver heces normales, no diarreicas. No debe haber ninguna chinchilla enferma en la jaula. El ejemplar escogido debe observarse de cerca, cogiéndolo en las manos, y mirando que no tenga ningún defecto. Se observarán los ojos, las orejas, la boca, las manos y las patas, todo el pelo y la zona del ano. Si no observamos ningún problema y el carácter de la chinchilla es adecuado podemos comprarla. Exigiremos siempre la factura de compra.

  4. ¿Que debo tener en cuenta al comprar una chinchilla a un criador? Un criador reconocido como tal debe poder entregar una factura de compra. Este documento es importante para poder calificar a la chinchilla como perteneciente a la forma doméstica. Si la compra se hace in situ existe la posibilidad de comprobar la salud del ejemplar o de escoger aquel que más nos guste. Si la compra se hace a distancia no hay posibilidad de saber el estado en que se encontraba el animal en el momento de la salida del criadero. Si el criador es amable puede enviar fotografías a través del correo electrónico en las que se puede ver el ejemplar a la venta. La desventaja de la compra a distancia es que las reclamaciones pueden ser una misión extremadamente compleja salvo que el vendedor sea muy honrado. Por eso sólo se deben adquirir chinchillas de este modo a criadores de confianza y reputada solvencia. También existen criadores particulares que venden las crías nacidas en los domicilios. Quizá sean las mejores chinchillas para comprar ya que la sociabilización suele ser perfecta y el riesgo de comprar un animal enfermo muy bajo. Por desgracia los criadores particulares que pueden entregar una factura de compra se cuentan con los dedos de una mano y nunca se debería adquirir una chinchilla a quien no pueda entregarnos una factura de compra.

  5. ¿Que tipo de garantía debo pedir? La que contempla la legislación española. Si un animal se adquiere enfermo, el vendedor debe hacerse cargo de los tratamientos médicos necesarios para devolverle la salud. Además tenemos derecho a la devolución en el caso de que la chinchilla sufra defectos graves.

  6. Quiero comprar mi primera chinchilla y no sé si elegir un macho o una hembra. Normalmente las chinchillas macho suelen ser menos temperamentales y más dóciles, aunque muchas hembras también tienen un carácter muy tranquilo. Como ocurre con todos los animales, cada chinchilla es un mundo. Más importante que el sexo, es comprar una chinchilla dependiendo del grado de sociabilización. Cuanto más sociabilizada esté, más disfrutaremos de ella y más disfrutará ella de nosotros.

  7. ¿Cómo puedo saber que la chinchilla que estoy comprando está sana? Debemos fijarnos en ciertos aspectos físicos:
    • Aspecto general: debe ser normal, sin heridas, debe estar limpia y poder moverse sin dificultad, mostrando un comportamiento despierto y curioso.
    • Pelo: debe estar limpio y sedoso, sin ninguna calva. Si se ven mechones sobresaliendo es un signo de que el animal está o ha estado estresado.
    • Ojos: deben ser brillantes, limpios y sin ningún tipo de secreciones ni zonas alopécicas alrededor.
    • Hocico: debe estar seco y limpio, sin rastro de mucosidad.
    • Boca: debe estar seca y los incisivos deben tener una correcta alineación y un desgaste uniforme. Las muelas, por desgracia, no se pueden revisar.
    • Zona posterior: debe estar completamente limpia, sin restos de heces líquidas que a veces manchan el pelo de las patas, ya que sería un signo de diarrea.

  8. Mi nuevo amigo acaba de llegar a casa, ¿qué hago? ¿cómo empiezo a contactar con él? Depende de lo sociabilizada que esté la chinchilla. Hay chinchillas que aceptan inmediatamente su nuevo hogar y a su nuevo dueño. Por el contrario, hay chinchillas asustadizas que tardarán más tiempo en acostumbrarse a su nueva situación. En estos casos el consejo es evitar todo aquello que la asuste e ir introduciendo poco a poco situaciones nuevas en su vida.

Preguntas sobre el transporte

  1. ¿Qué método es el ideal para transportar a una chinchilla? Se han usado muy habitualmente los transportines para gato, pero ya disponemos de trasportines específicos para pequeños roedores. Tienen la ventaja de ser más baratos, de menor tamaño y más seguros. Como base se puede poner una pequeña capa de substrato absorbente y heno.

  2. Nos vamos de viaje y nos vamos a llevar a nuestra chinchilla en el coche, ¿cuál es la mejor forma de llevarla durante las horas que dure el viaje en coche y que precauciones debemos tomar? La mejor opción es llevarlas en un transportín y aprovechar las paradas que se hagan durante el trayecto para ofrecerles agua en un bebedero. El tiempo entre paradas no debería ser superior a dos horas. Durante todo el trayecto debe tener heno a su disposición en el transportín para que coma cuando le apetezca. Se puede emplear con el mismo fin una jaula pequeña para hámsteres, aunque estas jaulas suelen ser de tamaño algo mayor que los transportines y son más incómodas de llevar. En todo caso, se transporte donde se transporte, se debe colocar en la zona correspondiente a los pies, para evitar que salga despedida en caso de accidente.

Preguntas sobre el alojamiento

  1. ¿Qué medidas mínimas debe tener una jaula para chinchillas?La medida mínima debe ser suficiente como para permitir que la chinchilla se pueda poner en pie y moverse sin dificultad. Los criadores de chinchillas para la industria peletera utilizan unas jaulas de 35 centímetros de ancho, 35 centímetros de alto y 55 centímetros de profundidad. Estas jaulas son para que una chinchilla no se muera, no para que una chinchilla viva feliz durante 15 años.

  2. ¿Cuáles son las medidas ideales de una jaula para chinchillas? Debe considerarse el número de chinchillas que van a habitar la jaula. No es lo mismo mantener a una única chinchilla o a una pareja que a un pequeño grupo. En realidad, la medida ideal es la mayor que podamos proporcionarles. Ojalá pudiésemos ofrecerles jaulas de 200 centímetros de ancho, 200 centímetros de alto y 100 centímetros de profundidad. Pero debemos ser realistas. La mejor opción es adquirir en comercios especializados jaulas diseñadas para chinchillas. La base debería tener no menos de 80 centímetros de ancho y 50 centímetros de profundidad. Esto permite disponer de una superficie lo suficientemente amplia como para poder alojar una caja-nido razonablemente grande. Cuanta más altura tenga la jaula mejor para la chinchilla. La recomendación es que tenga una altura mínima de 80 centímetros. Esto permite disponer de cuatro alturas diferentes con suficiente espacio entre ellas como para que la chinchilla se encuentre cómoda. La primera altura es la base de la jaula. La segunda es el techo de la caja-nido. La tercera es un estante que se pone del lado opuesto de la caja nido a una altura intermedia. Y la cuarta es un segundo estante que se pone sobre la caja-nido a unos 25-30 centímetros de la parte superior de la jaula. Si además podemos decorar la jaula con ramas gruesas de modo que las diferentes alturas queden unidas, obtendremos un habitáculo muy adecuado para el mantenimiento de una chinchilla o una pareja de chinchillas. Si se tiene en mente mantener más de dos chinchillas recomendamos encarecidamente que se compre una jaula que tenga mayor altura. No es necesario que la base sea mucho mayor, pero sí es conveniente que dispongan de un mínimo de seis alturas diferentes en las que poder situarse. Existen jaulas en el comercio que son muy recomendables. Algunas incluso tienen ruedas para poder desplazarlas.

  3. ¿Cuánto puede costar una jaula para chinchillas?Una jaula básica específicamente diseñada para albergar una única chinchilla y sin ningún tipo de equipamiento adicional puede costar unos 60€ (medidas: 65x40x70). Una jaula adecuada para una pareja de chinchillas y con todo el equipamiento necesario puede costar unos 120€ (medidas: 80x50x80). Una mansión como la que se ve aquí puede llegar a costar 160€ sólo la jaula (medidas: 82x52x154). También existe la posibilidad de adaptar una jaula no diseñada específicamente para chinchillas. Suelen utilizarse las diseñadas para hurones, conejos enanos e, incluso, ciertas pajareras. En ocasiones estas jaulas pueden ser más baratas.

  4. ¿Cuál es el mejor lugar de la casa para situar la jaula? Las chinchillas tienen una capacidad auditiva similar a la humana por lo que soportan bien los ruidos que nosotros soportamos. No debemos ponerlas en una zona libre de ruidos o se volverán muy temerosas. Por otro lado, hay chinchillas a las que les gusta el sol y deberíamos proporcionárselo si así lo quieren. En todo caso deben tener siempre a su disposición una zona sombría y más fresca. Deben evitarse las habitaciones donde haga mucho calor o haya humos, tales como las cocinas o los lugares donde se fume. Tampoco se debe poner la jaula en una zona de corrientes de aire.

  5. ¿Qué juguetes le pueden interesar a una chinchilla? Las chinchillas no son animales que jueguen como los perros o los gatos. Sin embargo, sí se interesan por lo que les rodea y se pueden utilizar diversas cosas que hagan su día a día más placentero. Quizá lo único que podamos considerar como juguete sean las plataformas y las norias de ejercicio. Las plataformas de ejercicio diseñadas para chinchillas tienen más bien forma de plato, de modo que el eje de giro no está a un lado sino en la parte de abajo. Son lisas y no hay peligro de que se lastimen las patas o la cola. Por desgracia, es prácticamente imposible poder comprarlas en España. Confiemos en que en un futuro no muy lejano podamos encontrarlas en nuestro país. Las norias o ruedas de ejercicio son bastante similares a las fabricadas para otros animales, con la diferencia de que son de mayor tamaño. Debemos asegurarnos de que no contengan mecanismos que puedan lesionar o herir a la chinchilla que hace ejercicio o a las que comparten jaula con ella. Otras cosas que podemos ofrecerles para que se entretengan son los cilindros de cartón de los rollos de papel higiénico o papel de cocina. También juguetes de madera fabricados para animales, ya que no contienen pinturas tóxicas. Los tubos de PVC de suficiente calibre también les gustan para pasearse dentro de ellos. Siempre que pensemos en juguetes o accesorios para chinchillas debemos responder a la pregunta ¿cómo va a usar esto mi chinchilla para lesionarse? Si la respuesta es que aunque quiera no va a poder hacerse daño, consideraremos a ese accesorio o juguete como apto. Pero si existe alguna posibilidad, por remota que sea, de que sí va a poderse hacer daño es mejor no utilizarlo. No se deberían utilizar accesorios o juguetes de tela o cuerda que puedan enrollarse alrededor de las patas o que tengan huecos por donde entre una mano o un pie, ya que antes o después acabarán por lastimarse.


  6. ¿Cómo puedo hacer que mi chinchilla se meta en su jaula cuando no quiere hacerlo? Después de su momento de paseo diario puede ser muy dificultoso conseguir que una chinchilla vuelva a su jaula. La experiencia nos dice que las chinchillas no perciben a la jaula como un lugar de reclusión, sino como un lugar seguro y confiable. Podemos ver que cuando las chinchillas se asustan corren hacia su jaula para esconderse. Evidentemente no podemos asustar a una chinchilla para hacerla volver a su jaula. Siempre debemos emplear estímulos positivos. A todas las chinchillas hay alguna golosina que les resulta irresistible. Debemos reservar esta golosina únicamente para dársela después de haber conseguido que haya entrado en la jaula. Llamaremos a la chinchilla y daremos unos golpecitos (siempre del mismo modo y sólo con este fin) para reforzar la llamada. Las jaulas que tienen dos aberturas son ideales, ya que podemos dejar una abierta para que entre la chinchilla y utilizar la otra para hacer la llamada y ofrecer la golosina desde dentro. Otro método consiste en esperar al lado de la jaula y cerrar la puerta aprovechando uno de esos momentos en que se mete para comer o beber. Existe un tercer método un poco distinto. Si nos sentamos en el suelo, las chinchillas se sienten atraídas por nosotros y a salvo de cualquier peligro. No es nada difícil conseguir que se suban encima nuestro. Más todavía si utilizamos golosinas para “sobornarlas”. Sólo hay que conseguir que se suban a las manos para darles la golosina. En una de estas veces que están encima de la mano sólo tenemos que levantarnos e introducirla en la jaula. Como es normal, no sólo debemos darles golosinas cuando vayamos a cogerlas, ya que esto no les resulta agradable. Deben obtener golosinas en más ocasiones, sin que nada les resulte desagradable. Al final, lo que pretendemos es que la chinchilla tenga un “pensamiento” parecido a “es posible que me cojan, pero la golosina bien merece que me arriesgue”.

Preguntas sobre el calor

  1. ¿A qué temperatura puede peligrar la vida de mi chinchilla? La temperatura ambiente no debe superar nunca los 30ºC. Y debemos empezar a preocuparnos cuando supere los 27ºC.

  2. ¿Cómo ayudar a mi chinchilla a soportar el calor durante el verano? Hay que intentar colocar las jaulas en los lugares más frescos, evitando que les de directamente el sol. También podemos bajar la jaula al nivel del suelo si es que estaba elevada. Si comprobamos que la temperatura ambiente es igual o inferior a los 25ºC, no es necesario hacer nada más. Existen ciertos remedios caseros que se pueden utilizar para refrescar a las chinchillas, como es el uso de baldosas de mármol que se mantienen en el congelador y que después se colocan dentro de la jaula para que se tumben encima. También se pueden emplear las placas de congelador siempre y cuando se compruebe que indiquen claramente que no son tóxicas, ya que las chinchillas pueden roerlas.
  3. ¿Son perjudiciales los cambios de clima o ambiente? No, siempre que el cambio no sea brusco o las condiciones nuevas sean, en sí mismas, perjudiciales. Todos los mamíferos tenemos gran capacidad para adaptarnos a situaciones nuevas.

Preguntas sobre el mantenimiento

  1. ¿Es muy caro el mantenimiento de una chinchilla? No, en términos generales. Partiendo de la base de que es un roedor de gran tamaño, debemos considerar que la jaula necesaria es mayor que la que necesitaría un hámster por ejemplo. Y esto supone pagar un precio mayor. El mayor desembolso se realiza en el momento de la compra de la jaula y de la chinchilla. Posteriormente los gastos son mínimos. Sirva como ejemplo el caso de un grupo de entre 4 y 5 chinchillas. Los gastos totales no llegaron a 20€ al mes. En este cálculo se incluyeron 2 análisis coprológicos y dos tratamientos con vitaminas. No se incluyeron los gastos en frutas y verduras por ser realmente mínimos, además de que normalmente se aprovechan las compradas para el consumo familiar. Otra cuestión que debemos considerar es que siempre que tengamos un animal a nuestro cargo debemos tener prevista una cierta cantidad de dinero para destinarla a los gastos veterinarios imprevistos que puedan surgir.

  2. ¿Las chinchillas pueden convivir con los perros? En realidad la pregunta correcta es si los perros pueden convivir con las chinchillas. Hay perros que no harán ningún caso a las chinchillas, otros serán estupendos amigos y otros serán un peligro evidente. No podemos desaconsejar el contacto entre chinchillas y perros. Pero debemos considerar cada caso en particular. Lo que funciona en un caso puede no funcionar en otros. Si conviven las chinchillas y los perros lo que sí debemos hacer es un correcto plan antiparasitario. Es conveniente que a la vez que se hace el análisis fecal de las chinchillas se haga del perro. Si uno de los dos muestra parásitos debe ponerse tratamiento en ambos animales a la vez. Y esto vale para cualquier animal que esté en la casa.

  3. ¿Las chinchillas pueden convivir con los gatos? Todo lo dicho para los perros es de aplicación para los gatos.

  4. ¿Las chinchillas pueden convivir con hurones u otros animales? Los hurones son carnívoros y no se deberían dejar las chinchillas a su alcance. Además son animales bastante inquietos y con tendencia a morder. Como norma general no deberían ponerse otros animales en la misma jaula. Es cierto que si se ponen chinchillas y cobayas, las primeras pueden utilizar la jaula en altura y las segundas pueden utilizar la base. Si una cobaya atacase a una chinchilla, ésta podría escapar subiéndose a un estante. Pero en el caso contrario la cobaya no tendría escapatoria. Por eso se desaconseja mezclar especies en la misma jaula.

  5. ¿Cuánto tiempo deben estar fuera de su jaula? Es fácil responder a esta pregunta. Cuanto más mejor. En todo caso se les debe dar un mínimo diario, procurando que sea siempre a la misma hora. Media hora es un tiempo correcto.

  6. ¿Que tipo de precauciones debo tener a la hora de sacar a mi chinchilla a su paseo diario? Que no puedan acceder a ningún sitio peligroso (cubos con agua, retretes, armarios donde haya productos de limpieza o antiparasitarios, etc.) ni queden cables a su alcance. En este último caso podrían llegar a electrocutarse. Como norma general, no deberían sacarse de la jaula sin vigilancia permanente. También hay que señalar que se comen cualquier cosa de madera como marcos y puertas. Y la pintura no tiene la categoría de alimento, así que hay que evitar que la ingieran.

  7. ¿Cómo debo usar la arena para el baño de la chinchilla? La arena para chinchillas se debe poner más o menos frecuentemente según el clima de la zona. Se puede comenzar con una frecuencia de 2 o 3 veces por semana. Si se rascan demasiado es que la frecuencia es demasiado alta. Se les permite bañarse durante 15 o 20 minutos. Este producto no es barato, por lo que hay que intentar conservarlo. Las chinchillas pueden orinarse en la arena y se forma una especie de pegote adherido a la bandeja que debe eliminarse. Lo mismo ocurre con las heces. Para ello hay que colar la arena. Se puede utilizar cualquier cedazo que tenga los huecos más grandes que los granos de arena y más pequeños que las heces. Pueden ser muy útiles los coladores para pasta. Los de plástico son ideales y muy baratos. Simplemente hay que vaciar la bandeja en el colador y guardar la arena limpia en un recipiente herméticamente cerrado. La mezcla de arena y orina se retira de la bandeja y se lava para que quede bien limpia.

  8. ¿Cómo se puede evitar que se coman las paredes? Hay quien ha utilizado repelentes para gatos y han demostrado ser eficaces. Una vez puestos su efecto no es permanente, por lo que hay volver a ponerlos cada cierto tiempo.

Preguntas sobre la alimentación

  1. ¿Qué alimentos no se deben dar a las chinchillas? Las chinchillas son herbívoros estrictos por lo que no deben ingerir proteína animal. Esto hace que los piensos para perros, gatos o hurones estén totalmente desaconsejados. En realidad hay que utilizar el sentido común. No se les debe ofrecer o dejar al alcance nada que esté condimentado. Esto incluye a los frutos secos salados o con “sabores” y las frutas glaseadas. Especial precaución hay que tener con los azúcares, que podrían dar lugar a procesos de fermentación quizá no demasiado beneficiosos. Normalmente los mamíferos sólo toman leche en la primera etapa de su vida, hasta el destete. Por tanto no deberíamos ofrecerles productos en cuya composición se incluya la leche. Es posible que no sean perjudiciales, pero si la chinchilla ha desarrollado una intolerancia a la lactosa se podrían producir diarreas severas.

  2. ¿En caso de necesidad puedo darles comida para otros roedores? Si la chinchilla come heno con normalidad y la falta de pienso se puede subsanar en poco tiempo, se puede tener a la chinchilla alimentándose únicamente con heno durante esos días. En caso de apuro, porque se ha terminado su pienso y va a ser imposible encontrar un pienso específico para chinchillas durante bastante tiempo, se puede utilizar el pienso para cobayas o para conejos enanos.

  3. ¿Qué hay de cierto en la recomendación de no ofrecer nunca frutas o verduras? La verdad es que no es una recomendación basada en ningún criterio científico. Se arguye que al tener mayor contenido en agua se pueden producir diarreas. Lo cierto es que al tener mayor contenido en agua las chinchillas orinan más. También es verdad que normalmente estos vegetales son menos abrasivos de los dientes. Y ésta sí es una razón para restringir su uso. Pero también existen buenas razones para recomendarlas. La primera es porque son una fuente maravillosa de vitaminas. Los vegetales frescos conservan íntegros muchos componentes que son necesarios para una buena salud. La última ventaja tiene que ver con el disfrute de la comida. Es evidente que a las chinchillas les gustan más unas cosas que otras. El hecho de ofrecerles comidas que les resulten muy agradables hace que su vida sea un poco más placentera. En todo caso se prefiere el uso de verduras sobre el de frutas. Esto se debe a que las frutas son más ricas en azúcares y más pobres en fibra. Pero un uso racional de frutas y verduras en la dieta de las chichillas sólo aporta ventajas.

Preguntas sobre la cría

  1. ¿Qué debo hacer cuando mi chinchilla de a luz? Si todo va bien, nada. La madre naturaleza es muy sabia y afortunadamente no suele haber problemas en los partos. Debemos dejar tranquila a la madre y asegurarnos de que todo ha ido bien al finalizar el parto. Si le palpamos el abdomen, podemos notar un pequeño abultamiento que es el útero que se ha contraído. No debemos encontrar “bultos” grandes, que indicarían que todavía queda alguna cría por nacer. Comprobamos también que no haya nada extraño en la abertura vaginal. La madre se encarga de secar y limpiar a las crías. Podemos y debemos manipular a las crías desde que la madre las ha secado y limpiado. Es muy importante que tengan contacto con las personas desde el primer momento tras el nacimiento. Las chinchillas nacen muy desarrolladas y con reservas suficientes para soportar 12 horas de ayuno. Esto quiere decir que no es necesario que estén permanentemente pegadas a las mamas de la madre. Nacen con mucho pelo y son capaces de conservar el calor bastante bien. No hay ningún problema en cogerlas varias veces a lo largo del día y sujetarlas en las manos para que se vayan acostumbrando a nuestro olor.
    Debido a que la vagina permanece abierta durante varios días debemos evitar el uso de la arena para el baño con el fin de prevenir infecciones. Si no se desea que la hembra vuelva a quedar gestante inmediatamente después del parto también debemos evitar el contacto con el macho durante un tiempo. Este periodo de “cuarentena” se ha establecido en unos 10 días.

  2. ¿Un macho que no tiene relación con otras chinchillas tiene el celo, o sólo ocurre si tiene una hembra a su lado? No es correcto decir que los machos tengan periodos de celo, ya que están permanentemente dispuestos a copular con las hembras. Pero esto no quiere decir que sea necesario que lo hagan. Una chinchilla macho que viva sola no tiene porqué tener ninguna disfunción sexual. Si vive con otra chinchilla podemos ver intentos de monta (independientemente del sexo de la otra chinchilla) que pueden ser de carácter sexual o estar relacionados con fenómenos de dominancia.

  3. ¿Qué puedo hacer para que no críe una pareja de chinchillas? En este caso sólo podemos hacer dos cosas, o las separamos o esterilizamos a una de ellas. En el caso de las chinchillas se recomienda la castración del macho. Técnicamente es más fácil y el postoperatorio es realmente menos incómodo que en el caso de la esterilización de la hembra. Como toda operación quirúrgica tiene sus riesgos anestésicos y de complicaciones tras la operación. Sin embargo, si el veterinario está especializado, no debería surgir ninguna dificultad en esta intervención.

Preguntas generales

  1. ¿Huelen mal? Las chinchillas no desprenden olor. Pero su orina sí. Si se utiliza un buen material absorbente como substrato no debería notarse apenas ningún olor.

  2. ¿Son muy ruidosas? No son animales especialmente ruidosos. Sí es cierto que son de hábitos nocturnos y que su periodo de máxima actividad coincide con los momentos de mayor silencio de la casa. Por ello es muy conveniente invertir el dinero en comprar una jaula que no sea ruidosa. Tampoco es conveniente dejarles juguetes que puedan causar mucho ruido. Todo lo anterior sirve para el caso de que la jaula esté alojada en un sitio donde el ruido sea una molestia, tal como dentro de una habitación. En caso contrario, el ruido que puedan hacer no es motivo de preocupación.

  3. ¿Son muy delicadas de salud? No más que cualquier otro animal. Simplemente hay que tener especial cuidado con la temperatura ambiente para que no sea demasiado alta. Sí es posible que las chinchillas puedan padecer enfermedades de tipo genético con más frecuencia que otros animales ya que casi toda la población de chinchillas domésticas del mundo procede de las primeras 11 chinchillas capturadas por Mathias Chapman.

  4. ¿Es cierto que las chinchillas son ciegas al igual que los hámsteres y que calculan el espacio con los bigotes? Ni una cosa ni otra son ciertas. Pero si es verdad que las chinchillas tienen ciertas dificultades visuales durante el día que hacen que si cambiamos la decoración de la jaula puedan tener accidentes. Ello se debe a que sus ojos están adaptados para tener una buena visión nocturna que lleva implícita una peor visión diurna. Las vibrisas o bigotes utilizan el sentido del tacto para localizar cualquier obstáculo.

  5. ¿Tienen sentido de la altura? Sí, todos los animales que trepan lo tienen. Esto no quiere decir que no debamos tener cuidado cuando las chinchillas estén en un lugar elevado. Una caída siempre puede conllevar graves consecuencias.

  6. ¿Es difícil encontrar productos específicos para chinchillas en las tiendas de animales? Actualmente es sencillo encontrar productos en el mercado especializado. Desde hace unos años ha aumentado de forma notable el número de personas que tienen chinchillas como mascotas y los comerciantes conocen sus necesidades: la chinchillamanía está llegando por fin a España.

  7. Mi chinchilla me ha mordido, ¿por qué? Porque se ha asustado, te ha percibido como un peligro y no tenía posibilidad de escapatoria. Debes valorar el caso concreto en que tal cosa ha ocurrido. Puede que la sociabilización de la chinchilla no sea perfecta, ya que las chinchillas bien sociabilizadas muerden en muy raras ocasiones. Es verdad que pueden dar suaves mordisquitos como aviso de que no les gusta lo que se les está haciendo, pero nunca hasta el punto de hacer herida.

  8. ¿Pueden coger celos de uno de los dueños? Este sentimiento es propio de las personas y no se puede aplicar a las chinchillas. Lo que sí es cierto es que pueden manifestar preferencia hacia ciertas personas.

  9. ¿Son capaces de reconocer a sus dueños y aprender trucos? No exactamente como lo haría un perro, pero sí son capaces de reconocer a las personas con las que conviven, además de carecer de temor ante las personas que se acerquen a ellas con suavidad. Se sabe que son animales capaces de aprender ciertos trucos como reconocer su nombre y acudir cuando se les llama. Es mucho más fácil conseguir esto en chinchillas que viven solas que en las que viven en pareja o en grupo.


Recursos en línea
  1. Dr. Marty Hull. Plataforma de ejercicio para chinchillas.
Quiénes somos | Contacta con nosotros | ©2006 Centro Veterinario CARLINDA